Ampliación metodológica del ISOQuito

Como otros índices, su primer producto comunicacional es un ranking, que ubica a los países de la región en función de los logros obtenidos. Pero su potencial político está en su metodología, que se apoya en la selección de dimensiones e indicadores con la paridad como criterio rector. Junio 2016.  Ver texto completo (formato pdf)

El ISOQuito es un instrumento para el seguimiento y la exigibilidad de los compromisos asumidos por los gobiernos de la región en el marco de la X Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe de CEPAL, realizada en Quito en Agosto de 2007. Es una herramienta política que procura identificar avances y rezagos de los países de la región respecto a los acuerdos plasmados en el Consenso de Quito.

La metodología del ISOQuito permite la incorporación de otros ejes de la desigualdad. Mujeres y hombres no constituyen grupos homogéneos; al abordar los problemas de género que se identifican en una sociedad, deberán tenerse en cuenta las diferencias entre las mujeres y entre los hombres con respecto a: la raza, la etnia, la condición socioeconómica, la edad, la ubicación geográfica, la educación, la orientación sexual, la discapacidad, etc. La desigualdad —que se ha construido sobre ellas— es una de las características principales de nuestra región, que se expresa en el acceso diferenciado a todos los recursos disponibles (materiales e inmateriales), también entre las propias mujeres.

La apropiación de esta metodología por parte de los colectivos de mujeres de cada país, integrando información específica, contribuye al enriquecimiento de su reflexión y acción política.