Usted está aquí

CPD47 Agua salada, agua dulce

Organizaciones feministas que estuvimos presentes en la CPD 47, mientras preparamos la evaluación correspondiente al proceso Cairo +20, queremos saludar fervientemente a las delegaciones que como Filipinas, Sudáfrica, Zambia, Ghana, Surinam, Noruega, la región latinoamericana en general y tantos más, respaldaron con fuerza la propuesta de un consenso progresista. Al mismo tiempo, queremos denunciar la actitud del Grupo Africano que junto a aliados retrógrados  como el Vaticano, Rusia, Qatar, Malta, Irán, Jamaica, Trinidad y Tobago, decidieron frenar cualquier posibilidad de avance en el reconocimiento de derechos de las mujeres desconociendo, incluso, logros alcanzados hace  20 años en la Conferencia de Población y Desarrollo realizada en El Cairo.  Después  de trabajosas negociaciones para llegar a un texto acordado, tanto el Grupo Africano como los países mencionados, siguieron resistiéndose a abordar temas centrales para las mujeres y las personas jóvenes. Su táctica consistió en obstaculizar las discusiones en la sala, impidiendo que el lenguaje  que pudiera reconocer más autonomía para las personas, como el que tiene que ver con los derechos sexuales, las familias, las diversidades o el aborto legal, pudieran aprobarse.  Las organizaciones feministas exigimos respeto a los derechos humanos de las mujeres y esperamos que se asuma una posición decidida hacia la Agenda  de desarrollo 2015 que favorezca el avance de la igualdad de género, la justicia social y el desarrollo sostenible.