Usted está aquí

Equidad de género a nivel local y global

¿Qué pueden hacer los y las intendente/as, jefes y jefas de gobierno, alcaldes para la igualdad de género? ¿Por qué es importante que se comprometan?

La “igualdad de género” parece un concepto tan abstracto que no siempre se jerarquiza el hecho que los gobiernos locales, desde pequeños poblados a grandes ciudades, pueden implementar grandes cambios por ser quienes están más próximos al ciudadanos. 

En Nueva York, en el marco de la 61 sesión de la Comisión de la ONU sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW por sus siglas en inglés) se realizó el evento “Acelerando la equidad de género a nivel local y global”. 

Eleanor Lecain, especialista en el desarrollo e implementación de políticas innovadoras que apoyen el desarrollo sostenible y autora del libro La guía para alcaldes/as para acelerar la igualdad de género enumeró 10 acciones que pueden implementar los gobiernos locales.

1. Crear un área para la Mujer y la Igualdad de Género (o Comisión de Mujeres). Instituir un equipo que reúna a las personas para expresar sus preocupaciones, explorar las posibilidades, tomar medidas y coordinar los programas en cuestiones.

2. Obtener estadísticas sobre las condiciones de la mujer. Recopilar datos tales como ingresos y educación por edad. Los datos le dirán una historia sobre lo que está sucediendo y le mostrarán lo que necesita ser tratado.

3. Aumentar los salarios de las mujeres. Los gobiernos locales deben cerrar la brecha salarial de género. Y, en términos más generales, deben fortalecer y hacer cumplir las leyes contra la discriminación en la contratación, remuneración y promoción. 

4. Proporcionar servicios de cuidado de niños y niñas. Estos deben ser asequible, accesibles y de calidad. El acceso a servicios de cuidado de la niñez permite el desarrollo laboral de las mujeres para trabajar y el aumento de sus ingresos; reduce el estrés y amplía las posibilidades para la participación civil. 

5. Proporcionar licencia familiar remunerada y licencia por enfermedad. Si bien en Argentina y otros países de América latina esto ya existe, la especialista resaltó que en aquellos lugares o trabajos donde no están arantizados, muchas mujeres pierden ingresos del trabajo, o incluso pierden sus trabajos, cuando deben cuidar a un recién nacido, un niño u otro miembro de la familia enfermo. 

6. Asignar a mujeres la mitad de los cargos más importantes. Los gobiernos locales tener claro la cantidad de mujeres que ocupan cargos, incluyendo los puestos clave. Deben asegurar que en todos estos ámbitos que las mujeres representen el 50% del personal. 

7. Implementar el enfoque de género en el presupuesto. Los gobiernos locales deben mirar su presupuesto desde una perspectiva de género, es decir, cómo afecta a las mujeres y los hombres. Y dio un ejemplo: en Islandia existe una funcionaria dedicada exclusivamente a esto. El análisis puede ser realizado por uno o más miembros del equipo de finanzas, pero debe tener formación en género. 

8. Apoyar a las mujeres y a las niñas a seguir carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Miles de puestos de trabajo bien pagados están disponibles en este momento pero casi no hay mujeres formas en estas disciplinas. Es una gran oportunidad para las mujeres y las niñas por lo que los gobiernos locales deben apoyarlas a que participen. 

9. Adoptar CEDAW. La Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) ofrece un marco para los derechos humanos de la mujer. Los gobiernos locales, no sólo los nacionales, deben adoptarla. 

10. Apoyar la prevención y el tratamiento de la violencia. Los gobiernos locales deben dar respuestas a la violencia hacia las mujeres como una amenaza para la salud pública. Se deben entrenar a la Policía y dejar de tratar a las prostitutas como criminales. También se debe pensa a la “seguridad” en clave de género.